Estás aquí
Home > negocios > 5 Claves que Debes Tener en Cuenta para No Morir en el Intento 2

5 Claves que Debes Tener en Cuenta para No Morir en el Intento 2

5 Claves para No Morir en el Intento

Por: Sonia Rojas B.

En el número anterior hablamos de dos factores claves que se deben tener en cuenta antes de emprender un negocio, como  son las finanzas y la capacitación.  En esta edición analizaremos tres factores más, que marcan la diferencia entre los proyectos de negocios que tienen éxito y los que fracasan.

ESTUDIO DEL MERCADO Y PUBLICIDAD

Si bien es cierto, al iniciar un negocio, éste debe ser creado por convencimiento y no por necesidad, el convencimiento debe basarse responsablemente y no solo en la propia y única visión o deseo personal.

Una vez que se tiene claro el tipo de negocio en el que se desea invertir tiempo y dinero, se debe realizar una investigación, recopilando información acerca de los consumidores, de sus necesidades y su comportamiento.   Si usted identifica adecuadamente sus necesidades particulares, podrá suplirles lo que ellos desean. Hay que recordar que los clientes y sus comportamientos varían dependiendo de la zona donde viven, de su entorno social, laboral, de sus ingresos económicos y por ende de sus prioridades.

La información obtenida servirá para abrir los canales de una comunicación asertiva  con sus prospectos y posicionarse en ese mercado al que usted está apuntando.   Un negocio prospera luego de un tiempo razonable, cuando se alcanza el punto de equilibrio, por lo que se debe trabajar no solo en conquistar los clientes sino en mantenerlos.

Otro aspecto a considerar, tan importante como el anterior, es estudiar la competencia.  Se necesita saber cuántos son y cómo operan; debe analizar el servicio diferenciado que ofrecen, los precios, las facilidades adicionales y sobre todo el nivel de satisfacción que muestran los clientes con ellos.  Obtenga  toda la información que le sea posible. Esto le permitirá diseñar su estrategia  para superar a los competidores  y lograr posicionarse.

Una vez identificada la competencia y el tipo de clientes a los que pretende llegar usted podrá saber cuáles son los mejores canales a utilizar para promover y difundir su negocio, que están desde los tradicionales, como los medios escritos, la televisión o la radio, hasta las redes sociales, la difusión personal “boca en boca” o los eventos de lanzamiento.  Instrúyase y aproveche todas las herramientas a su disposición para lograr la atención y la preferencia de su clientela.

DEFINICIÓN DE LA  ESTRUCTURA

Sin importar el tamaño del negocio que piensa establecer, debe tener una estructura básica desde el inicio, que incluya su plan de acción.

Ponga por escrito su visión, su misión, determine cuánto necesita vender para llegar a su punto de equilibrio y el plazo de tiempo. Haga un análisis FODA (Fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas).

Dentro de su plan anticipe de manera real la inversión económica que necesita para iniciar y los costos fijos y variables que tendrá hasta el momento en que alcance los niveles de utilidad deseados.  Incluya  un fondo para enfrentar posibles contingencias.

Con base en su estudio de mercado, determine la  frecuencia con que sus clientes van a adquirir  sus productos o servicios, así podrá establecer cuánto necesita invertir en distribución o almacenamiento.  Este dato es clave también para darse cuenta a tiempo si su negocio es viable o si  necesita hacer un replanteamiento.

Considere los recursos humanos.  Incluso si piensa iniciar solo su negocio, sus propios gastos y necesidades deben contar en su presupuesto.

Haga una especie de mapa o recorrido y analice todas las posibles variables y dificultades que podrían presentarse y proyéctese al futuro.  Anticipe al máximo los problemas y minimice su impacto en su negocio. El famoso dicho de “en el camino se enderezan las cargas” no aplica como un buen consejo si desea tener éxito.

ASESORÍA

Para iniciar un negocio, usted no necesita  saber todo por usted mismo.  Hay muchos aspectos legales, contables, técnicos o de operación que son temas de especialidad y que pueden hacer que un emprendedor se asuste y desista de su proyecto.

Investigue sobre los requisitos requeridos, por ejemplo, para inscribir su empresa, para cumplir con las obligaciones legales con los trabajadores, o los compromisos fiscales que usted adquiere al establecer un negocio.  Debe saber tanto los costos económicos adicionales que le demandan estos trámites, como el tiempo que se tardarán las resoluciones. Esto le evitará atrasos y contratiempos que se puedan traducir en pérdidas.

Una vez que tenga claros todos esos requisitos, acuda a las instituciones encargadas o busque asesoría privada, según sean sus necesidades.

Finalmente, hay que recordar que aunque se planee adecuadamente, existen factores externos y fuera de nuestro control que pueden hacer que en algún momento haya que hacer ajustes, por lo que conviene estar muy alertas a las señales que indican que se está dando un cambio en el mercado que puede afectar el negocio.

A este respecto viene a bien la frase de Napoleón Hill, autor de Piense y hágase rico: “Ten en mente que tu propósito y tu plan para lograrlo puede ser modificado de vez en cuando… lo importante es que comprendas el significado de trabajar siempre con un objetivo en mente y con un plan bien estructurado”.

 

Similar Articles

Subir