Estás aquí
Home > belleza > 5 Cosas que No Deberías Usar

5 Cosas que No Deberías Usar

AKEMI Magazine

5 Cosas que la Mujer Profesional Nunca Debería Usar en el Trabajo


Odiamos admitirlo, porque pensamos que no debería importar la ropa que nos ponemos y deberíamos ser juzgadas por nuestros trabajo, no por nuestra ropa, pero infortunadamente el mundo no funciona así, y lo que nos ponemos – o dejamos de poner – influye en la forma en que los otros nos miran, nos juzgan, y hasta sacan conclusiones sobre nuestras capacidades y personalidades.  Desafortunadamente, las apariencias importan…


La realidad es que la forma en la que decidimos vestirnos refleja cómo nos sentimos respecto a nuestro trabajo, refleja si tomamos nuestra posición en serio, si llegamos listas para trabajar y si somos o no atentas al detalle.


Por esto, hemos compilado una lista de los ítems de vestir que nunca deberían ser usados para ir a trabajar ¡nunca! En este artículo te mostraremos cuales son esas “cosas”, porqué no son adecuados para el trabajo y en caso de que lo uses o lo tengas en tu armario, te daremos una alternativa al mismo.


1. Uggs:


Las uggs son el equivalente de invierno a las pantuflas. Y ¿qué son las pantuflas? Son parte de la pijama. Y ¿las mujeres profesionales usan la pijama para ir a trabajar? No.


Independientemente de qué tanto frío esté haciendo por el aire acondicionado, o qué tan enferma te encuentres, no vayas a trabajar usando las uggs. Trata usar botas de cuero planas que son muy cómodas además de clásicas y elegantes y te durarán más de un año. No solamente eso, sino que se pueden usar con leggings, vestidos, faldas o con pantalones, y en la noche.


2. Riñoneras para el trabajo:


Las riñoneras, primero que todo son de los años 80 (y no son consideradas vintage, como las hombreras que están lentamente volviendo a ponerse de moda) y segundo, son demasiado casuales como para usarlas en un ambiente laboral. Lo que puedes usar en su lugar es cualquier tipo de cartera, mochila, tote, etc.


3. Sudaderas:


Deja tus sudaderas para el gimnasio, una noche tranquila en casa o como pijama. Las sudaderas son demasiado casuales para ser usadas en el trabajo además de que hacen ver a la que los usa como perezosa. Lo que puedes hacer es usar pantalones de algodón de corte clásico, los cuales son muy cómodos, y se pueden combinar con una camiseta de algodón ajustada blanca. Se puede combinar con un suéter o cardigan de cachemira si está haciendo frío o el aire lo es demasiado para ti.


4. Pantalones de cuero:


Los pantalones de cuero son hermosos y muy sexis, pero para ser usados en un bar o para el trabajo, si susodicho trabajo consiste en servir bebidas o ser cantinero. No son apropiados para el trabajo de oficina de 9 a 6. Si quieres ponerle onda a tu vestimenta diaria, puedes intentar usar un blazer negro de corte minimalista y severo, leggins negros con botas hasta la rodilla o una cartera con tachas.


5. Escotes o faldas cortas:


Idealmente deberías cubrir hasta encima de la rodilla, quitando o poniendo unos centímetros, dependiendo del tipo de trabajo, la industria y la cultura de la organización para la que trabajas. Además, es obvio que tu ropa interior no debe ser visible para nadie. Trata siempre de usar ropa que se ajuste a tu tipo de cuerpo y que resalte tu belleza. Deja tu ropa sexy (por ejemplo el rojo) para usarla en los bares, las discotecas, las fiestas o para salidas con amigos, novio o esposo, si al él no le incomodan los “excesos”.




Similar Articles

Subir