Estás aquí
Home > negocios > 7 Errores que Debes Evitar en Tu Negocio

7 Errores que Debes Evitar en Tu Negocio

AKEMI Magazine

Si has tomado la importante decisión de hacer realidad tus sueños y llevar a cabo una idea de negocios que promete alcanzar la meta que te has propuesto – para convertirte en una mujer emprendedora e independiente – es importante que tengas en cuenta que además de ser persistente, debes tener un plan de negocios eficaz y además, ser tenaz en los objetivos que te has propuesto; hay muchas acciones que debes evitar pues podrían conducir tu emprendimiento al fracaso…

Sin duda, tienes una visión especial que te ha permitido detectar problemas que otros no fueron capaces de ver, así como también tienes la habilidad de encontrar soluciones que otras personas no fueron capaces de aportar.

La idea original y experiencia en el sector que te apasiona es una base muy sólida para comenzar un emprendimiento, no obstante, no olvides que el simple hecho de tener una idea no te llevará a ningún lado si no tienes la fortaleza para ejecutarla y esto implica que en el proceso, tendrás que ser capaz de tomar decisiones complicadas las cuales podrían conducir a muchos riesgos.

En este artículo vamos a analizar los principales errores que debes evitar cometer a la hora de poner en marcha tu idea de negocios, así que presta mucha atención:

1. No comiences a desarrollar tu idea de negocios sin un plan bien estructurado.

Está muy bien ser apasionada, no obstante, la pura pasión no te convertirá en una emprendedora exitosa. Para poder triunfar – más allá de sentirte motivada por tu idea de negocios – debes ser capaz de rentabilizarla y para ello necesitarás un plan estructurado en el que preveas paso a paso todo lo que debes hacer para que tú negocio alcance los objetivos que te has propuesto.

Lo ideal es que calcules de aquí a dos años los objetivos que piensas conseguir con tu proyecto y además estimes cuanto te llevará financiar este nuevo emprendimiento. Asesórate muy bien acerca de las cuestiones fiscales y legales que implican el montaje de un negocio.

2. No te condenes por tus errores.

Equivocarse y cometer errores es parte de nuestra experiencia. Pero en lugar de ver los errores como un fracaso, debes tener en cuenta que los mismos pueden consistir en un paso adelante siempre y cuando cuentes con un plan de negocios bien estructurado.

Debes ser capaz de crear una cultura donde se recompense la novedad y donde el error sea visto como parte de una experiencia hacia un nuevo aprendizaje.

3. Evita los nichos de mercado pequeños.

Si restringes tu negocio a un público muy diminuto, es muy poco probable que tú negocio crezca con rapidez. A la hora de crear un plan de negocios debes tener en cuenta que tu proyecto debe tener como objetivo el crecimiento del público objetivo, esto implica que tu idea de negocios debe ser capaz de competir dentro de un segmento de mercado grande el cual – de aquí a cinco años – pueda multiplicarse en una décima parte.

4. No escojas un nicho de mercado en el que no hay competencia.

Si has escogido un emprendimiento en el que no encuentras ningún tipo de competencia, desconfía. Si nadie ha escogido antes este tipo de emprendimiento quizás se deba a que no se trate de un negocio real, de modo que de nada te servirá crear un negocio sin competencia ya que el mismo tampoco te dará frutos aquí.

Ahora, si lo que haz hecho es un descubrimiento fenomenal (como la invención de la imprenta o el automóvil), pues es lógico que no haya competencia y lo más probable es que disfrutes de una inmensa fortuna en poco tiempo, como lo demuestra el ejemplo de Google, Amazon o Facebook en nuestros días, pero si no es así… ten cuidado!

5. No escojas una idea de negocios que no te apasione o que desconozcas.

Si bien, como mencionamos anteriormente, un negocio no puede crearse únicamente en base a la pasión, la misma es un requisito necesario para disfrutar realmente lo que haces y poner todo tu empeño en el éxito del negocio que has escogido: pensar con cabeza fría y actuar con verdadera pasión!

Si concentras todos tus esfuerzos en un negocio con el que no te sientes identificada o que desconoces, tarde o temprano te sentirás incapacitada para gestionar o impulsar el mismo.

Te recomendamos que no desarrolles una idea de negocios si realmente la misma no te motiva o apasiona.

6. Se objetiva.

Si bien la pasión puede elevar tu mente, intenta mantener siempre los pies sobre la tierra.

Debes ser siempre objetiva y ver la realidad a fin de que puedas detectar las limitaciones y fortalezas que tiene tu negocio, solo así podrás mejorar tu plan de aquí a futuro para aumentar su rentabilidad.

7. Aplica una estrategia de marketing eficaz e innovadora.

Si quieres que tus servicios o productos se vuelvan visibles, el boca a boca no basta para alcanzar tu objetivo. Es imprescindible que seas capaz de aplicar una estrategia de marketing que te permita rentabilizar tu negocio. Te recomiendo que para ello analices qué es lo que hace la competencia, cómo funciona el mercado y qué es lo que desean tus clientes.

8. La importancia de conformar un equipo.

Para llevar a cabo una idea de negocios – independientemente del capital y de un plan estructurado que te permita montar tu negocio – es necesario contar con la ayuda de socios o colaboradores a fin de hacer de tu negocio algo realmente grande.

Si buscas inversores, no olvides que los mismos analizarán hasta el último detalle para descubrir en ti una verdadera líder. Es fundamental que seas capaz de contar con un grupo de colaboradores que trabajen bien en equipo, combinen diferentes talentos y habilidades.

Como líder debes saber cuáles son tus limitaciones, qué tipo de tareas debes delegar y cómo gestionar el trabajo de tu personal. Lo ideal es que te rodees de un grupo de trabajo creativo que te demuestre que es capaz de trabajar y adaptarse a todo tipo de situaciones. Recuerda que es indispensable innovar, brindar excelentes servicios, diversificar y formarte en otros sectores.



Similar Articles

Subir