Estás aquí
Home > emprendimiento > La Mujer y los Negocios en el Siglo 21

La Mujer y los Negocios en el Siglo 21

AKEMI Magazine

La situación de la mujer en los negocios ha cambiado drásticamente.

Hace 50 años las mujeres ocupábamos puestos como secretaria, recepcionista, asistente, sin ninguna o poca probabilidad de ascenso en el medio empresarial…

Actualmente, y como fruto de nuestros esfuerzos, las mujeres empezamos a hacer espacios en el mundo de los negocios: tal es el caso de presidentes de compañías o de altas ejecutivas en empresas de más de 10.000 empleados, como Sheryl Sandberg en Facebook y Marissa Mayer en Yahoo…

Diferencias

Sin embargo, aun en el siglo 21, y teniendo en cuenta todo lo que se ha avanzado, sigue habiendo diferencias… laboralmente no existe igualdad entre hombres y mujeres; hay cierta “discriminación” de sueldos por el mismo trabajo y una mayoría de hombres ocupan cargos directivos comparándolo con las mujeres, aunque no es el caso de la República Dominicana.

En parte esto se debe a lo que los expertos llaman “síndrome del impostor” (Courtney Martin lo llama así en su artículo “Llevar valores feministas al mundo laboral”) y está validado por un estudio hecho en Brigham Young University en el que se concluyó que las mujeres hablan menos en grupos en donde la mayoría de personas son hombres, y esto se puede aplicar a la mayoría de nosotras.

Por ello es importante recordar que está bien hacerse un espacio propio…

Crear un espacio

Un consejo a seguir: cuando te encuentres en una reunión en la que hay gente que percibes como exitosa e inteligente – especialmente si la mayoría son hombres – da tu opinión al menos una vez. No salgas de la reunión sin haber aportado algo interesante. No solamente es importante psicológicamente, también ayuda al avance profesional de la mujer porque muestra sus capacidades; además, la voz y perspectiva femenina aportan mucho.

Otro buen Tip: la persistencia logra lo que la dicha no alcanza…

Persistencia

Eso quiere decir que si recibes un no para alguna idea, proyecto o sugerencia la primera vez, no lo tomes como algo definitivo, es “normal”.

Generalmente si vuelves a proponer cambiando la perspectiva de tus ideas, y sobre todo, presentandolas desde el punto de vista y beneficio del otro, se puede lograr que tus propuestas salgan adelante si es que en realidad tienen sentido y valen la pena, de lo contrario pues claro que nadie las va a aceptar, y no se trata de un problema del sexo, muchas veces es del sentido común.

Los logros

Otro buen consejo: está muy relacionado con “el síndrome del impostor”. Asegúrese que los propios logros sean tenidos en cuenta, aunque muchas veces se deba hacer el esfuerzo de dejarlos bien en claro: en este aspecto los hombres son muchísimo más proactivos, ya que ellos no tienen ningún problema en decir: “Yo hice esto, este es mi logro, yo alcancé este objetivo”.

Si se siguen, de a uno – o enfocándose en uno de los consejos por día -, se puede llegar a hacer una transformación en el mundo laboral y hacer un espacio mucho mayor en la oficina o en los negocios.

Similar Articles

Subir