Estás aquí
Home > Estilo de Vida > Las Orquídeas

Las Orquídeas

Las Orquídeas, Excelente Regalo para Toda Ocasión

Por: Benito Solano (productor, experto en orquídeas y diseñador de jardines)

Es muy importante que antes de regalar una especie de orquídea, sepamos algunos detalles sobre ellas, ya que no se trata sólo de regalar una o varias, si no que conozcamos sus orígenes científicos y adaptarla a la persona especial que recibirá nuestro obsequio.

En el caso específico de la Cattleya Labiata, las flores pueden surgir, dependiendo del género y la especie, de la base de la hoja, del rizoma o de algún entrenudo del pseudobulbo. Son hermafroditas (raramente unisexuales), en general zigomorfas (de simetría bilateral), usualmente resupinadas (es decir, las partes florales giran 180° durante el desarrollo), muchas veces conspicuas y epíginas (es decir, las piezas del perianto se disponen por encima del ovario).

Existen cientos de variedades de orquídeas en el mundo y en nuestro país contamos con una de las más comunes que es La Cattleya en sus diversos colores y matices y, ha sido definida por parte de las jardinerías y productores como las más vendidas en nuestro territorio.

Hasta donde sabemos, no hay una mujer que se resista a recibir como regalo una planta de orquídea no importa la ocasión. Así es que, ahora que se acerca la temporada navideña, o para cualquier ambientación, puedes perfectamente regalar una planta de orquídea en sus diferentes variedades, formas y colores y la persona siempre apreciará este hermoso detalle.

Cuidado de las Cattleyas

Muchos de ustedes se preguntan ¿Por qué se mueren las Cattleyas?

Las Cattleyas y sus diferentes familias son, sin duda, el grupo de orquídeas más popular entre los aficionados de todo el mundo. Como muchas especies de orquídeas son epífitas, es decir, crecen de forma natural y silvestre en árboles y rocas. Dependiendo de la especie, crecen hasta 90 cms de altura y tienen forma tanto de vara como de bastón, con de 1 a 3 hojas rígidas y gruesas que brotan de su extremo.

Los colores de estas flores suelen ser muy brillantes, con tonalidades muy vivas y llamativas.

La especie Cattleya se ha cruzado extensamente con otros géneros para producir flores más grandes.

La Cattleya crece bien en el ambiente doméstico, con temperaturas nocturnas mínimas de 12 ºC y máximas diurnas sobre los 30º C. Necesita una humedad entre el 50 y 80%. Ubicación en zona con mucha luz, incluso con algo de sol (salvo a mediodía).

El tipo de sustrato básico que necesita es de corteza de pino, barro triturado, carbón vegetal, cáscara de coco picada, helecho macho picado. La grava triturada es la mejor opción para lugares muy húmedos. El drenaje debe ser perfecto ya que sus raíces necesitan secarse entre riegos, si bien debe mantenerse cierta humedad ambiental (vaporizaciones frecuentes mojando el suelo donde están colgando las canastas). Es necesario aumentar los riegos en verano junto a una buena ventilación y añadir fertilizantes. En invierno se debe mantener el substrato apenas húmedo. Destacar también que necesitan un período de reposo normalmente entre octubre y abril. Durante este tiempo la planta no crece y debemos reducir los riegos.

Una Cattleya se muere más fácil por exceso de agua que por falta de la misma, puesto que cuando mojamos mucho se pudren las raíces y la planta no se puede nutrir, entonces se deshidrata y pensamos que es por falta de agua, la mojamos más y la perdemos por completo. También la mucha humedad en el substrato produce hongos y bacterias los cuales van dañando la planta en el tronco y cuando el mal llega a las hojas o que podamos verlo ya es tarde.

A las cattleyas les encanta estar donde la brisa las mueva, puesto que se sienten como en el bosque y esto ayuda a que sus raíces sequen más rápido. El riego de las mismas va a depender del substrato, la humedad o resequedad del lugar, el aire si es caliente o fresco, es algo que nos toca como tarea a cada uno. Sea guardián de sus orquídeas.

El color de las hojas es lo que indica cuando la Cattleya está en la luz correcta; si son de un verde muy oscuro están recibiendo poca luz, si están muy amarillas significa que reciben mucha luz directa del sol, un color verde buscando un tono olivo indica que la cantidad de luz es correcta.

Subir