Estás aquí
Home > emprendimiento > MUJERES EMPRENDEDORAS: VIRTUD, FUERZA Y VALOR

MUJERES EMPRENDEDORAS: VIRTUD, FUERZA Y VALOR

Mujer Emprendedora

Por: José Esposito

Nuestras propias conductas y maneras en cómo miramos el mundo, pueden obstaculizar nuestros sueños. Hoy día, la mujer ha tomado un papel protagónico en atreverse a lograr sus sueños y abrirse espacios para el Emprendimiento.

Las mujeres tienen características extraordinarias, tienen más alto el umbral del dolor, tienen fuerzas extras luego de trabajar fuera de casa, cumplen con las tareas del hogar, la crianza de sus hijos, hacen negocios y gestionan empresas.

En Latinoamérica la mujer emprendedora es un alma independiente y con ganas claras de desarrollarse, a veces haciendosele difícil, debido principalmente a la cultura machista del hombre latino. Se trata de una persona creativa, que le gusta arriesgar y, gracias a su propia fuerza y voluntad, hace de una idea un emprendimiento lucrativo. Para lograr sus objetivos, la mujer emprendedora debe luchar primero con sus propios estereotipos, que desde la infancia la presionan a adaptarse a un patrón femenino, que posee lados positivos como no tan positivos.

Toda mujer que desea aterrizar su sueño debe centrarse, en admitir las ventajas que posee y en decidirse a usar esos recursos en pro de su futuro. Si queda duda de que la mujer es capaz de asumir más riesgos que el hombre, es necesario recordar que ellas procrean y esa es la competencia principal que justamente marca la diferencia.

Las estadísticas demuestran que las empresas dirigidas por mujeres tienen menos fracasos que las lideradas por los hombres y crecen con mayor rapidez y menor riesgo. En su conjunto están creando más empleos que los hombres en el mundo. Cuando se despierta en la mujer, la vocación emprendedora, es más cautelosa, flexible y se entrega mejor que el hombre en el manejo de los negocios. “Una mujer no está dispuesta a que su empresa fracase, más de lo que toleraría que alguien atentase contra la vida de su hijo”.

Optar por ser una emprendedora y crear, no es tan difícil si se acepta que es posible capitalizar todas las fuerzas típicamente femeninas para gestar negocios. Nunca habían existido tantos espacios nuevos para crear como ahora. Cuando una mujer tiene grandes aspiraciones y pocos recursos, se genera la creatividad y florece su poder personal. Al contrario, cuando los recursos son mayores que las aspiraciones, podría generarse el conformismo.

Si tienes una idea, no desistas: ya no estás sola. Si has cometido errores para llevar a cabo esa idea que no te ha dejado tranquila, que no te importe cometer otros errores. Analiza el problema y enfrenta un nuevo abordaje. Se flexible y mantén tu atención en el objetivo y en las acciones a ejecutar para lograr ese resultado que tanto has soñado.

Finalmente, recuerda que por tu condición de MUJER, probablemente tienes muchas más posibilidades para vencer, más de las que te imaginas.

Similar Articles

Subir