Estás aquí
Home > emprendimiento > Nuevas Creencias; Perder para Ganar!

Nuevas Creencias; Perder para Ganar!

Perder para Ganar!

Por: Isabel María Sánchez

Cuando el deseo o la necesidad de cambiar se presenta en nuestras vidas, es inevitable experimentar una sensación de nostalgia por todo lo que parece perderemos. Cuando vamos avanzando por el nuevo camino, nos damos cuenta que perder para ganar, es ganancia.

En mi recorrido por los nuevos caminos que me han tocado transitar, he dejado atrás muchas cosas, principalmente creencias que ya no tenían espacio ni vigencia en mis nuevos caminos. A medida que sigo avanzando nuevas creencias me acompañan… no sé si son mejores o peores, sólo se que hoy me acompañan sin apegos y que hace mi camino más productivo y divertido.

  1. Regalarme la oportunidad de estar presente era mi mayor gratificación.
  2. Concentrarme en lo que estaba haciendo y disfrutar de ese momento no me quitaría oportunidades.
  3. Estar relajada es la mejor manera de ser productiva, de dar lo mejor de mi y de mejorar la calidad de todo lo que hago.
  4. Reconocer que todo tiene su tiempo y espacio y que el afán por adelantar los tiempos y buscar ventajas es más una ilusión que una realidad.
  5. Aceptar que es posible, trabajar, estudiar, divertirme, compartir, estar presente y vivir sin necesidad de competir todo el tiempo.
  6. Aceptar que es posible vivir y elegir el lugar que queremos ocupar en cada momento de la vida. Unas veces ir por el No. 1 y otras veces elegir cualquier otro número.
  7. Vivir más agradecidos y confiados abre más puertas que pretender controlarlo todo. Valoras más lo que tienes y descubres más oportunidades para ser feliz.
  8. Renovarnos y reaprender es una posibilidad que esta disponible para nosotros hasta el último aliento de vida.
  9. Aprender a reconocer los ritmos de la vida me dará mayor sabiduría, que dejarme envolver en las prisas o urgencias de otros.

En resumen, me di cuenta que atrapados en la ansiedad y el miedo dejamos de vivir y disfrutar los pequeños momentos que están disponibles para nosotros, pensando que cuando lleguen los grandes momentos vamos a poder compensar.

Entonces un buen día nos damos cuenta que no era necesario, que con un uso más consciente de nuestra energía es posible vivir el presente con sus pequeños e insignificantes instantes que alimentan nuestra vida y avanzar por esas grandes cosas que queremos y que también nos buscan para que las disfrutemos.

En pocas palabras quien gana la carrera de la vida, no es aquel que gasta todo su energía sin medir las consecuencias. Tiene mayores posibilidades de ganar quienes saben utilizarla mejor y aunque no siempre ocupan el lugar No.1 pueden llegar más lejos.

Y tú… que perdiste mientras ganabas?

Similar Articles

Subir